Cargando...



Blog

ULTIMAS NOTICIAS


ed.jpg?fit=1160%2C653

SANTIAGO, RD/ DIARIO DE SALUD.- El Programa de Educación en Nutrición y Salud (EDUSANU) celebró el pasado 16 de octubre el Día Mundial de la Alimentación. Las actividades de esta festividad se llevaron a cabo en varios centros educativos de la ciudad de Santiago en los que se desarrolla el programa, entre estos se encuentran: Colegio Cepoint, Colegio San Juan Bautista, Oasis Christian School, Colegio Sagrado Corazón de Jesús, Centro Educativo Pontezuela Abajo.

Estas instituciones educativas realizaron diversas actividades con el propósito de incentivar a los estudiantes a llevar hábitos alimenticios saludables.


Glennys-Contreras-800x450.jpg?fit=800%2C450

Es alarmante el aumento progresivo de la obesidad en niños y niñas. Escucho con frecuencia en mi consulta la inquietud de los padres por el aumento de peso de sus hijos, cuestionándome: “¿consulta niños?, ¿puedo traer a mi hija que también es “gordita”?, ¿qué puedo hacer con mi hijo que “está pasadito de peso”?”

Como resultado de la postmodernidad uno de los efectos negativos es esta enfermedad cuya causa fundamental es un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las calorías gastadas. Si analizamos esto, se hace evidente por qué la obesidad es considerada como la epidemia del siglo XXI y por qué cada día se suman a la lista más infantes que la padecen.

Veamos:
1. Calorías consumidas: En la actualidad, el estilo de vida acelerado – donde madres y padres trabajan y sólo queda tiempo para optar por la “ley del mínimo esfuerzo” – ha hecho que se aumente la ingesta de “comidas rápidas”, se coma más fuera de casa, se ofrezcan meriendas no saludables (pre empacados, bebidas con sabores, colorantes y preservantes artificiales), etc.

2. Calorías gastadas: Con la tecnología se ha disminuido casi a cero la actividad física, se han sustituido los juegos tradicionales que requerían movilidad como “el topao”, “la cantarita”, “la ronda”, etc., por los videojuegos, la televisión, tabletas electrónicas y computadoras.

3. Resultado: niños y niñas que comen muy poco saludable, fuera de horarios y con estilos de vida sedentarios, lo que conlleva a una sobrealimentación y por consiguiente a sobrepeso y obesidad.

Y mientras este sobrepeso inicia en etapas mas tempranas de la vida, hay mayor tendencia a que persista en la adolescencia y, si no se toman medidas adecuadas, a que continúe hasta la adultez. Se asocian con un incremento en el riesgo de morbilidad y mortalidad y a una reducción significativa en la expectativa de vida, ya que los niños obesos y con sobrepeso tienen más probabilidades de padecer enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, dislipidemias, accidentes cerebrovasculares y muchas otras patologías entre las que se incluyen trastornos del sueño, depresión, ansiedad, problemas articulares y metabólicos.

Lo más importante es saber cómo detenerla y los detalles los compartiremos en nuestra próxima entrega. Esta columna es la sección educativa de la Sociedad Dominicana de Nutrición Clínica y Metabolismo. Escribe tus preguntas a: sodonuclim@gmail.com / @sodonuclim.


Screenshot_2018-10-01-09-48-41-1000x550.png?fit=1000%2C550

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El doctor Miguel Guerrero Columna, cirujano cardiovascular y tórax, propuso que se implemente en las escuelas una asignatura de orientación y prevención médica para educar a los niños sobre la importancia de llevar una buena alimentación y los riesgos del corazón.

En tal sentido, planteó que la asignatura debe ser impartida como lo es el deporte, y dijo que además de eso, la enseñanza médica debe convertirse en un estilo de vida. Fue entrevistado por Maricela Portorreal y Josly Willmore en “Gente en Salud y Bienestar”, espacio de “El Nuevo Diario TV”.

El médico explicó que el exceso de sal y de grasa, así como el tabaquismo, atentan contra el organismo. Además, destacó que la diabetes ataca todo el sistema cardiovascular, mientras la obesidad y el estrés también atentan contra el organismo. Asimismo, dijo que los hospitales están sobrepoblados de pacientes y la estructura física resulta pequeña.

Guerrero Columna, jefe de la Unidad de Cirugía Cardiovascular y Toráxica del Hospital General Plaza de la Salud, recomendó chequearse el colesterol y hacer ejercicios, y sostuvo que el dolor de pecho puede ser una gran alerta para la persona.

En otro punto, subrayó que la donación de órganos es escasa en el país, lo que está impidiendo que se realicen más trasplantes de corazón.

Según él, las probabilidades de morir en una cirugía cardíaca oscilan entre un 3% y un 5%. Sin embargo, advirtió de que una tercera intervención quirúrgica es altamente riesgosa.

El médico insistió en que los niños deben comer sano, consumir muchas frutas y hacer muchos ejercicios

Fuente: https://elnuevodiario.com.do/medico-propone-educacion-salud-preventiva-en-escuelas-y-colegios/


2027613.jpeg?fit=640%2C409

VisitaOPSOasis1

SANTIAGO, RD/ DIARIO DE SALUD. — El Colegio OASIS Christian School se convirtió recientemente en el centro educativo pionero en establecer como institución actividades de alimentación saludable que exige el Programa de Educación en Salud y Nutrición para Niños de Latinoamérica (EDUSANU) para el tercer año de su implementación.

Esto es, establecer como norma que las actividades extracurriculares como son pasadía familiar, paseos o cualquier otra actividad en que participan los estudiantes, padres o profesores que se hagan a nombre del colegio, sean oficial o no, se realicen dentro o fuera del plantel, no se vendan, promocionen o faciliten ninguno de los productos que han sido retirados de la oferta de su cafetería en los dos años anteriores.

La Dra. Raisa García, nutrióloga clínica, coordinadora nacional de EDUSANU manifestó que el programa contempla durante su primer año escolar el retiro de las cafeterías de productos fritos caseros o industrializados, galletas de rellenas de mermelada, golosinas y las bebidas carbonatadas (refrescos).

Mientras que en su segundo año se procedió a retirar el “Ice Tea”, helados industrializados, productos de alta palatividad como la pizza, hamburguesas y hot dogs, dijo García.

En este momento se cursa el tercer año del programa y se contempla que las instituciones participantes en el programa eviten el consumo de los productos antes mencionados, ahora en las actividades extracurriculares que organizan.

VisitaOPSOasis7

Aunque Oasis es el primer centro en aplicar las medidas que contempla el programa en su tercer año, los otros centros en que se está implementando EDUSANU han respondido favorablemente a lo que le ha correspondido en cada momento, explico la profesional de la nutrición.

Destacó que el colegio no solo ha completado el concepto de centro educativo saludable impulsando la reducción de la obesidad y la diabetes tipo 2, consecuencias de una alimentación inadecuada, sino que ha incentivado que los alumnos eviten comprar comida chatarra fuera de la institución, aun en sus actividades personales.

EDUSANU en el país es representado por la Fundación Dominicana para la Obesidad y Prevención Cardiovascular (FUNDO) y en el momento cuenta con nueve centros educativos, en tres municipios de la provincia de Santiago.

VisitaOPSOasis5

Delegación de la OPS supervisa implementación de programa

El año pasado una delegación de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y del Ministerio de Salud Pública (MSP) visitó este centro de educativo.

La Comisión estuvo encabezada por las doctoras Alma Morales, representante en nuestro país de la OPS/OMS y Tomiris Estepan, encargada del Departamento de Enfermedades Crónicas del MSP.

Por parte de EDUSANU estuvieron la doctora Raisa García, Coordinadora General del Programa, la licenciada Nidia Batista y el doctor Samuel Ramos.

Los visitantes fueron recibidos por la directora del centro, licenciada Rosanna Rodríguez, la coordinadora de EDUSANU en el plantel, licenciada Mabel Luna, y otros profesores.

VisitaOPSOasis4

VisitaOPSOasis8

VisitaOPSOasis3

Fuente: http://www.diariodesalud.com.do/texto-diario/mostrar/1193512/colegio-oasis-da-paso-adelante-proteger-salud-estudiantes


Félix-Escaño_opt.jpg?fit=600%2C398

Dan apertura al tercer año del Programa de Educación en Salud y Nutrición para Niños de Latinoamericana en República Dominicana (EDUSANU-RD),  que beneficia a 1,300 niños de nueve centros educativos de tres municipios de la provincia de Santiago.

SANTIAGO.-   El presidente de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obesidad (FLASO), doctor Félix Escaño, afirmó que el sobrepeso y la obesidad infantil es consecuencia de una dieta desproporcionada, cargada de azucares, grasas saturadas, el consumo de alimentos con mucha sal y la inactividad física.

Dijo que otros factores que conllevan al sobrepeso es cuando las familias aumentan su desarrollo socioeconómico, debido a que a ese mismo ritmo se incrementan los ingresos nutricionales inapropiados.

Raysa García, coordinadora para la República Dominicana de EDUSANU.

Manifestó que la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha llamado a los gobiernos y a los políticos para que a través de la promoción del consumo de alimentos saludables, el aumento de la actividad física y la atención durante el embarazo, se erradica este problema de la obesidad.

El doctor Félix Escaño habló el viernes al participar en la apertura del tercer año del Programa de Educación en Salud y Nutrición para Niños de Latinoamericana en República Dominicana (EDUSANU-RD), una iniciativa de  la Asociación Latinoamericana de la Diabetes (ALAD), filial del instituto Coubertin, de México, representada en el país por la Fundación Dominicana de Obesidad y Prevención Cardiovascular (FUNDO).

El  proyecto, iniciado en el 2016,  cuenta con la participación de nueve instituciones escolares, cuatro públicas y cinco privadas, de los municipios de Santiago, Licey al Medio y Jánico, con una población escolar de 1,300  niños de primero a sexto grado, según informó Raysa García, coordinadora para la República Dominicana de EDUSANU.

Explicó cómo se han ido implementando paulatinamente las medidas del programa y como la comunidad escolar ha modificado sus hábitos alimenticios en respuesta a las recomendaciones.

El acto, que se llevó a cabo en las instalaciones del Colegio San Juan Bautista, en Santiago, inició con la invocación de Rosanna Rodríguez, mientras que las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Mercedes Coronado, directora centro educativo.

Carlos Brito, presidente de la FUNDO, expresó el gran compromiso que ha asumido la fundación con EDUSANU y agradeció a las autoridades de las nueve instituciones donde se ejecuta, la forma responsable con que lo han implementado.

“Con su esfuerzo, ustedes están haciendo un gran aporte a la prevención de la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, lo que traerá como resultado, una reducción significativa de los infartos, ataques cerebrales y muerte prematura de de causa cardiovascular en la población intervenida por el programa”, puntualizó.

Al finalizar el acto se presentaron algunos testimonios de padres, maestros y directores, donde contaban sus experiencias y el impacto que ha tenido EDUSANU en sus hijos, estudiantes y el centro educativo, respectivamente.

Fuente: http://caribbeandigital.net/presidente-de-flaso-latinoamericana-cita-factores-de-la-obesidad-infantil/


VisitaOPSOasis1.jpg?fit=640%2C409

SANTIAGO / DIARIO DE SALUD.— Una delegación de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y del Ministerio de Salud Pública (MSP) visitaron un de los centros docentes donde se está implementando el Programa de Educación en Salud y Nutrición para Niños de Latinoamérica (EDUSANU).

Se trata de Oasis Christian School, uno de los nueve centros educativos de la provincia de Santiago donde, desde el pasado año escolar, se lleva cabo EDUSANU.

La visita estuvo encabezada por las doctoras Alma Morales, representante en nuestro país de la OPS/OMS y Tomiris Estepan, Encargada del Departamento de Enfermedades Crónicas del MSP. Por parte de EDUSANU estuvieron la doctora Raisa García, Coordinadora General del Programa, la licenciada Nidia Batista y el doctor Samuel Ramos.

Los visitantes fueron recibidos por la directora del centro, licenciada Rosanna Rodríguez, la coordinadora de EDUSANU en el plantel, licenciada Mabel Luna, y otros profesores.

Durante su estancia en el centro educativo, la delegación recorrió sus áreas de recreación, sus instalaciones deportivas y su cafetería, así como los cursos de segundo y tercero de básica.

La doctora Morales aprovechó la oportunidad para conversar con los niños en relación a su aprendizaje en el programa y a sus hábitos alimenticios y de actividad física. De una manera sencilla y agradable la profesional de la salud compartió con los pequeños sobre sus prácticas cotidianas como su desayuno, su merienda, la opinión de los niños sobre la comida chatarra y sobre qué tipo de activad física realizan en el colegio y en sus casas.

La doctora Estepan reconoció la importancia que tiene la educación de los niños en hábitos saludables para la prevención de enfermedades como obesidad, diabetes y la hipertensión. Al tiempo, que precisó que el Ministerio de Salud está muy interesado en apoyar este tipo de iniciativas.

Por su parte, la doctora Raisa García, expresó su satisfacción por el apoyo que ha recibido del colegio y de los padres en la implementación de EDUSANU. “Al principio, pensábamos que iba a ser muy difícil hacer los cambios requeridos por el programa; sin embargo, los niños nos han sorprendido con su capacidad de aprendizaje y de adaptación a los cambios, sobre todo a nivel de la cafetería, donde ya se han eliminado las bebidas carbonatas, todo tipo de fritura, las galletas rellenas de dulce y todo tipo de caramelos”, explicó.

Al finalizar la visita, la directora del plantel agradeció a la delegación por haber honrado la institución con su presencia.

El Programa EDUSANU Latinoamérica es una iniciativa de la Asociación Latinoamericana de Diabetes y del Instituto Coubertin de México y está representado en el país por la Fundación Dominicana de Obesidad y Prevención Cardiovascular (FUNDO).

Fuente: http://www.diariodesalud.com.do/texto-diario/mostrar/960566/delegacion-ops-oms-salud-publica-visita-escuela-programa-edusanu


DraRaisaGarcia2_1.jpg?fit=640%2C688

Por Raisa García, Nutrióloga Clínica

La doctora Raisa García, Nutrióloga Clínica y Coordinadora para la República Dominicana del Programa de Educación en Salud y Nutrición para Niños de Latinoamérica (EDUSANU) comentó los resultados de un estudio publicado en el número 133 de la Revista Circulation, órgano oficial de la Asociación Americana del Corazón, el cual demuestra cómo la reducción en un 10% del costo de los alimentos saludables (frutas, verduras y cereales integrales) y el incremento en un 10% en el de las comidas menos recomendables (como las bebidas azucaradas), ayudaría a prevenir un importante número de muertes causadas por enfermedades cardiovasculares (infartos e ictus) en Estados Unidos.

Expresó que un grupo de científicos de la Escuela Friedman de Ciencias y Políticas de la Nutrición de la Universidad Tufts de Boston (EEUU), y la Facultad de Medicina de Harvard, utilizaron modelos informáticos para predecir cómo varios cambios en los precios de alimentos podrían afectar en los hábitos alimentarios y por tanto en la disminución de las enfermedades cardiovasculares.

Según los resultados del estudio Changes in FoodPricesImprove Cardiovascular Disease (CVD) Outcomes (Sy, S. et all. American HeartAssociationJournals) demuestran que para el año 2035 (próximos 15 años) esta reducción del coste de los alimentos más saludables se traduciría en una tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares un 1% menor, lo que significaría entre 64.000 y 69.000 muertes menos por estas causas. Cuando el modelo predictivo reducía en un 20% los precios, el número de fallecimientos descendía en un 2%, y si la reducción era del 30%, en un 2,6%, es decir, entre 191.000 y 205.000.

“Si extrapolamos estos resultados a la República Dominicana, podemos decir que una reducción de un 20% en los precios de los alimentos saludables se traduciría en una reducción de un 2% de las 17,150 muertes por año por enfermedad cardiovascular. O sea, se estaría previniendo 343 defunciones por año”, añadió la doctora García.

Según los autores, una campaña de promoción de consumo de frutas y verduras divulgada durante un año en medios de comunicación, es capaz de reducir la tasa de mortalidad cardiovascular en un 0,1%. Según estimaciones, si una campaña de estas características se prolonga 15 años podrá disminuir el número de fallecimientos en un 0,3%.

Comparando ambas intervenciones, la campaña de promoción en medios de comunicación, sería un 35% menos eficaz para la prevención de la mortalidad por enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares, que el resultado conseguido por la reducción en los precios de los alimentos. Estas dos medidas no sólo mejoran la salud del corazón, sino que también modifican los hábitos alimentarios y el estilo de vida.

“En nuestro país se discute un proyecto que regularía la producción, comercialización y consumo de las bebidas azucaradas. Esta pieza legislativa está sustentada por los resultados de las investigaciones médicas y de las recomendaciones de la OMS/OPS, y pretende incentivar la producción y el consumo de alimentos saludables y así impactar en la reducción de la mortalidad cardiovascular de los dominicanos”, concluyó la especialista en nutrición.

 

Bibliografía: http://www.diariodesalud.com.do/texto-diario/mostrar/778095/cambios-precios-alimentos-pueden-reducir-enfermedades-cardiovasculares?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_


unnamed.jpg?fit=1200%2C1540

La obesidad y el sobrepeso se están incrementando de manera alarmante en la población.

Según los últimos datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre 1980 y 2014, la prevalencia mundial de la obesidad se ha más que doblado.

En 2014, más de 1900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales, más de 600 millones eran obesos. En general, alrededor del 13% de la población adulta mundial eran obesos y el 39% de los tenían sobrepeso.
Entre 1980 y 2014, la prevalencia mundial de la obesidad se había más que doblado.

En 2014, según las estimaciones de la OMS unos 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso o eran obesos.

Si bien el sobrepeso y la obesidad se consideraban antes un problema propio de los países de ingresos altos, actualmente ambos trastornos aumentan en los países de ingresos bajos y medianos, en particular en los entornos urbanos.

En nuestro país, según los datos arrojados por el “II Estudio de Factores de Riesgo de la República Dominicana (EFRICARD II)”, realizado en 2011, el 31.7% de los adultos padecen sobrepeso y el 26.6% sufre de obesidad.

Según un artículo publicado en la prestigiosa revista “The Lancet”, la obesidad es hoy día una cuestión de la máxima gravedad; sin embargo, en un futuro próximo lo será mucho más si no se hace algo enérgico para cambiar la tendencia. En Estados Unidos, el número de personas obesas pasará de una de cada tres en la actualidad a una de cada dos en un futuro próximo.

La razón este espantoso aumento es que ningún país ha sabido afrontar el problema hasta ahora.

Los autores del artículo creen que, hasta el momento, las autoridades han mantenido posturas demasiado tímidas.

Concluyen su artículo proponiendo medidas más contundentes por el bien de la salud de la sociedad; a saber: restricción o prohibición de la publicidad de la comida “chatarra” y de los refrescos; poner impuestos especiales a los alimentos poco saludables; incluir advertencias obligatorias en los etiquetados de ciertos alimentos y promover programas educativos eficaces en los centros docentes.

En opinión de la doctora Raisa García, nutrióloga clínica y coordinadora para la República Dominicana del Programa de Educación en Nutrición y Salud para Niños de Latinoamérica (EDUSANU), no todo está perdido.

Cuando en un país sus dirigentes hacen de la salud una prioridad, los resultados serán totalmente diferentes. “Un vivo ejemplo de ello es Japón.

Este país que ha sabido enfrentar el sobrepeso y la obesidad. Con solo el 3,5% de adultos obesos, Japón es el país con el índice de obesidad entre la población adulta más bajo entre las grandes naciones. ¿Por qué? Porque el gobierno se comprometió en mantener el control del sobrepeso a través de políticas públicas e inversiones en programas de nutrición y educación para la salud”, afirmó la experta en nutrición.

La doctora García expresó que desde el año 2000, el gobierno japonés ha desarrollado una campaña nacional para promover la salud entre la población, llamada de “Movimiento Nacional de Promoción de la Salud en el siglo XXI”.

La política prioriza los hábitos dietéticos, la promoción de la actividad física, la revisión médica y la reducción del tabaco.

De acuerdo con la OMS una de las medidas más importantes de esta política fue la elaboración de leyes específicas para evitar la obesidad.

Se destaca la ley Shokuiku, que empezó a ser puesta en marcha en 2005, con el objetivo de mejorar la información sobre la cadena alimentaria, la producción y la procedencia de los alimentos entre los estudiantes. La norma refuerza la educación sobre nutrición antes y durante la fase escolar.

El programa Shokuiku establece entre otros procedimientos los menús en las escuelas, la selección de nutricionistas para ofrecer clases sobre alimentación y la promoción de una cultura social relacionada a la comida entre los estudiantes.

“No es de dudar, entonces, por qué Japón sea uno de los países desarrollados con menor índice de obesidad y el segundo país del mundo con mayor esperanza de vida, unos 83 años”, expresa la profesional.

La doctora García termina sus palabra haciendo un llamado: “Nos toca ahora a nosotros, como país, tomar la experiencia de las naciones que protegen la salud de sus habitantes e iniciar el proceso de legislación y regulación de los productos comestibles que, más que alimentar, provocan un grave daño a la salud de sus consumidores”.

 

Bibliografía: http://www.resumendesalud.net/34-cardiologia/8660-politicas-publicas-en-sobrepeso-y-obesidad